cijntcintillotcintilloicintilloy

FLYERCORORRmemorias sep-01 2cátedra federicon octubre-01

Ernesto Villegas afirma que la oligarquía colombiana tiene dentro de su código genético la traición y el homicidio

 

Dn9BLI8WsAAzkEQ

 

 

El ministro del Poder Popular para la Cultura intervino en el seminario Magnicidios y conspiraciones: 190 años de la noche septembrina

 

(Prensa CNH – 25/9/2018) "La traición, el magnicidio y el homicidio forman parte de la génesis de la actual Colombia. La lealtad y la vida son patrimonios de la Gran Colombia, de esa por la cual luchó Simón Bolívar", así se expresó el ministro Ernesto Villegas en el seminario Magnicidios y conspiraciones: 190 años de la noche septembrina.

 

Villegas explicó que el código genético de traición y homicidios que ha prevalecido en la nación colombiana no ha sido determinado por su pueblo, sino por grupos de familias que detentan el poder social y económico. También resaltó que ese país tiene un récord importante de homicidios, no solamente de líderes políticos sino también de luchadores sociales.

 

“El mando de Colombia está en manos de un grupúsculo de familias, y van cambiando el apellido con unos mecanismos de apariencia democrática, y cada vez que ese mecanismo entra en peligro expulsan del sistema al cuerpo extrano”, describió.

 

Indicó que el caso más reciente fue el de el excandidato presidencial Gustavo Petro, quien al inicio de su campaña con tendencia izquierdista alcanzó reconocimiento por parte de su pueblo, sin embargo actualmente se dedica a realizar campaña en contra de Venezuela para evitar ser objeto de la tradición oligárquica colombiana.

 

Afirmó que actualmente estamos viendo y viviendo la consecuencias del proyecto de fragmentación de los pueblos impulsado por Santander, y lo ilustró mediante nuestra realidad actual: “desde Colombia se despliega todo un mecanismo perverso para la destrucción de la economía venezolana; ellos han desarrollado históricamente formas de apropiación de la riqueza venezolana”.

 

Señaló que el gobierno colombiano reconoció en su momento el importante rol que tuvo el presidente Hugo Chávez durante los Acuerdos de Paz que pusieron fin a medio siglo de confrontación, y calificó de “repugnante” la utilización de la imagen del Comandante durante ese proceso, considerando su posición actual antivenezolana y terrorista.

 

Destacó que los actos recientes de sabotaje contra la integración de los pueblos a través de la salida de Colombia de la Unión de Naciones Suraméricanas (Unasur), se asemejan a las dificultades que generó Santander cuando Simón Bolívar le asignó la realización del Congreso Anfictiónico de Panamá.

 

Villegas reflexionó también sobre el carácter noble de nuestro pueblo, manifestado a través de nuestro Libertador, quien decidió perdonar a personajes como José Antonio Páez o Francisco de Paula Santader, aun despúes de que ellos  planificaron atentados en su contra.

 

 

 

Historia Irreverente

 

Manuel Carrero, historiador e investigador del Centro Nacional de Historia, explicó que al fracasar la Constituyente de junio de 1828 Bolívar fue llamado a asumir la dictadura de Colombia, tiempo en el que eliminó la Vicepresidencia, que estaba a cargo de Santander. Tras esa decisión intentaron asesinarlo durante un baile de máscaras.

 

Señaló que Estados Unidos percibía el proyecto bolivariano de la Gran Colombia como un peligro, ya que el territorio estaría conformado por una amplia fuente de riquezas, que se extendía desde el Esequibo hasta el Pacífico, con puertos hacia Europa y Asia, por lo cual no se podía permitir su desarrollo.

 

"La actuación de los embajadores de Estados Unidos en Lima, Caracas y Bogotá en el contexto de los atentados contra Bolívar, revela cómo trabaja un imperio contra los líderes que luchan por la libertad", destacó Carrero.

 

Carrero recomendó estudiar la historia de manera irreverente, distinta a la forma academicista en que las élites la han abordado: “hay que entender los juegos de las potencias, para entender nuestro papel”, manifestó.

 

 

Fuerza del pueblo

 

El presidente del Centro Nacional de Historia, Pedro Calzadilla, afirmó que a partir de 1999 el presidente Hugo Chávez Frías convirtió la fuerza histórica del pueblo en proyecto, y a su vez rescató el proyecto bolivariano de nuestro Libertador, comenzando por la reforma de la Constititución y el cambio de nombre a República Bolivariana de Venezuela.

 

Enalteció el hecho de que, luego de su muerte, la figura de Bolívar fuese engrandecida por los pueblos con tanta fuerza  que quienes impulsaban el proyecto antibolivariano tuvieron que retroceder y encontrar la forma de apropiarse de su imagen para convertirlo en un prócer a su medida.

 

Al “Bolívar insurgente y rebelde" lo convirtieron en el "Bolívar anestésico, de las élites, de bronce, de mármol, de guantes blancos, distante a su pueblo"; así obró "el culto a Bolívar”. Agregó que en resistencia y pugna permanente el pueblo venezolano reivindica al Bolívar entrañable, rebelde y cercano a su pueblo.

 

 

La voz del pueblo

 

Los asistentes tuvieron la oportunidad de expresar sus ideas en relación con el seminario. Guillermo Moreno, historiador e investigador del Centro Nacional de Historia, expuso que la crisis del capitalismo obtendrá su oxígeno en el negocio del narcotráfico, por lo cual es necesario prestar atención al hecho de que Colombia es el mayor productor de drogas y Estados Unidos el mayor consumidor

 

Por su parte, el cronista de la parroquía San Agustín, José Agapito Hernández, recalcó la necesidad de proteger los espacios culturales ubicados en las fronteras venezolanas, y afirmó que estas son objeto de una fuerte transculturización por parte de ciudadanos colombianos. (T/ Kenyer Velásquez-F/ Carlos Ortíz)

 

Av. Panteón, Foro Libertador, Edificio Archivo General de la Nación, PB. Código Postal 1010. Caracas-Venezuela.
Archivo General de la Nación “Francisco de Miranda”   Telfs.: (0058-212) 5095794

 

 

Roip Roip