• 2BannerSUPERIOR-.jpg

En memoria
A los combatientes de siempre.

Fabricio-Ojeda---05

21/06/2012

Hace 46 años asesinaron a Fabricio Ojeda en un calabozo del SIFA sumado al delito de quitarle la vida a un hombre de nobles sentimientos y digno pensamiento, se hizo otro crimen, el de mentir sobre lo ocurrido a este guerrillero de la dignidad, lo cual se anexa al sumario de expedientes todavía abiertos como los delitos cometidos contra miles de venezolanos durante el periodo 1958-1998 llamada época del Puntofijismo.

Ante la tumba de Alberto Rudas Mesones, joven barloventeño asesinado durante el gobierno de Betancourt en 1961, en su homenaje Fabricio juró junto a un grupo de estudiantes que el sacrificio de nuestros mártires no sería en vano. Juramos continuar sus pasos y cumplir su obra, para que la sangre derramada retoñase en nueva vida para el pueblo”.*

Sus palabras hoy son recogidas a lo largo del país por combatientes, estudiantes, memorialistas, gente del pueblo para florecer en las memorias de la insurgencia que ahora es recogida, recopilada y sistematizada por equipos constituidos en investigadores populares para ser reconocidas como la historia contemporánea del pueblo venezolano.

Nunca antes en la historiografía de este país un pueblo se había dispuesto a contar y reflexionar sobre su propia historia, en Miranda, Anzoátegui, Monagas, Sucre, Guárico, Portuguesa, Falcón, Barinas, Lara, Zulia, a lo ancho y largo del país ahora el pueblo cuenta su historia.

El Archivo General de la Nación y el Centro Nacional de Historia, desde 2011 iniciaron el proyecto Memorias de la Insurgencia Guerrillera conjuntamente con el Archivo de la Revolución , con el apoyo de historiadores y otros profesionales vinculados a las luchas insurgentes, instituciones como la Escuela de Administración y Hacienda Pública, el Instituto de Investigaciones del Sur, el Frente de Familiares Desaparecidos, la Defensoría del Pueblo, la Asamblea Nacional, la Universidad Bolivariana de Venezuela entre otras instituciones que ahora se ponen de acuerdo para cumplir la promesa de Fabricio Ojeda: “continuar los pasos” para la transformación social de la sociedad venezolana.

Ahora los colectivos como el “Cimarronaje Barlovento” en Miranda, el “Cantaura Vive” en Anzoátegui, el “Juan Chacón Lanza” en Sucre, el “Nicolás Hurtado Barrios”, el “Trino Barrios” y el “Víctor Soto Rojas” en Guárico y el de “Combatientes Siempre” en Monagas, suman esfuerzos conjuntamente con las instituciones del Estado Bolivariano para reconstruir nuestra historia más reciente, silenciada, escondida y descalificada por quienes reprimieron y oprimieron a este pueblo durante décadas.

La tarea no ha sido fácil pero la consecuencia y el ánimo de lucha de estos colectivos revolucionarios revitaliza la propuesta de convertir a los actores del hecho histórico insurgente en autores de historias insurgentes de allí la muestra palpable de los relatos recopilados por quienes viven en las comunidades que experimentaron la guerra escondida por los gobiernos de AD y COPEI, el terrorismos de estado y la violación de los derechos humanos del pueblo venezolano orquestados desde la líneas políticas del Departamento de Estado del Gobierno de EEUU.

Proyecto Memorias de la Insurgencia Guerrillera

Centro Nacional de Historia.

*Fabricio Ojeda: Carta de renuncia como diputado al Congreso Nacional, 30 de junio de 1962.